Aunque en ebrocork somos partidarios de disfrutar del vino como cada uno le venga bien, es innegable que un buen maridaje puede ayudarnos a sacar lo mejor de una buena comida o cena. El maridaje es un concepto que se relaciona directamente con el proceso de combinar el vino con una serie de alimentos en función de sus características organolépticas (características físicas que tiene la materia en general, según las pueden percibir los sentidos, como por ejemplo su sabor, textura, olor, color o temperatura). Tendremos en cuenta, por un lado, las cualidades del alimento y, por otro lado, las del vino con el objetivo de conseguir una combinación insuperable. Así podremos disfrutar al máximo de la experiencia gastronómica.

Aunque a priori pueda parecer sencillo, el correcto maridaje de los alimentos y el vino requiere de unos conocimientos mínimos que consideramos importantes y que, por supuesto, estamos deseando compartir.

Hablaremos de 9 categorías de vino y mencionaremos con qué tipo de alimentos maridan mejor. ¡Allá vamos!

ebrocork tapones de corcho

Aprende a maridar

En primer lugar hablaremos de los tintos intensos, aquellos hechos con variedades de una como la Malbec, la Cabernet Sauvignon o la Syrah, por ejemplo. Este tipo de vinos, con más cuerpo y sabores más fuertes e intensos son perfectos para carnes rojas, quesos curados y platos especiados con pimienta negra. Los tipos de cocinado que mejor maridan con estos vinos son la parrilla o los asados. También pueden combinarse con carne de cerdo o productos curados (como el jamón, por ejemplo), quesos picantes, verduras solanáceas (tomate, berenjena, pimiento, patatas…) u hongos.

En segundo lugar hablaremos de los tintos medios, producidos a partir de uvas como la Cabernet Franc, la Nebbiolo o la Sangiovese, entre otras. Estos tintos menos intensos y más fáciles de consumir son unos aliados perfectos para platos en los que incorporemos ingredientes como carne de cerdo, quesos picantes, verduras solanáceas y hongos/setas. Las especias que mejor combinan con estos vinos son la pimienta negra y las especias exóticas y aromáticas. Además, los platos ahumados sacan el máximo partido a este tipo de bebidas.

Los vinos tintos ligeros son fluidos en la boca, sin resultar untuosos ni anchos. Sus aromas, sabores y texturas están marcados por la fruta y la mineralidad. Se consiguen utilizando variedades de uva como la Pinot Noir, la Garnacha o la Gamay. Los alimentos curados o las aves de corral son las carnes idóneas para este tipo de vinos. Así como los quesos suaves y los hongos/setas. El tipo de cocinado más adecuado es, sin duda, el salteado o la fritura.

En cuarto lugar cabe mencionar los vinos rosados. Son vinos intensos; de aromas frescos, con algunas notas cítricas y minerales perfectamente equilibradas con toques de frutos rojos, frambuesas y grosellas. Se pueden fabricar con uvas como la Syrah Rosé, la Garnacha Rosado o la Pinot Noir Rosé, entre otras. Su maridaje no es sencillo debido,
precisamente, a estas cualidades. Sin embargo, su mejor combinación es como acompañante de tubérculos así como de la calabaza. A pesar de esto podemos tomarlos con muchos otros alimentos como carnes suaves, quesos, platos de verduras u otros platos que lleven cereales y/o panes.

ebrocork tapones de corchoLos vinos blancos intensos destacan por una elevada concentración de alcohol y altos niveles de acidez, así como por un cuerpo ligero que permanece poco tiempo en boca. Se elaboran a partir de uvas como la Chardonnay, la Marsanne o la Viognier. Estos son los mejores vinos para tomar acompañados de mariscos, aunque también pueden acompañar perfectamente platos hechos a partir de aves de corral, quesos suaves y/o hongos.

Existe también otro tipo de vinos blancos, más suaves. Estos son los que se consiguen, de entre muchas otras variedades, a partir de uvas como la Sauvignon Blanc, la Pinot Noir o la Albariño. Su maridaje es perfecto con pescados, vegetales verdes, hierbas aromáticas y legumbres. Acompaña muy bien a los alimentos hervidos o cocidos, debido a su sabor suave y fácil de tomar.

Los vinos espumosos son más complicados de maridar. Se obtienen a partir de uvas como la Glera o la Chardonnay y, aunque pueden acompañar a una gran variedad de alimentos, su mejor maridaje es con platos ligeros y marisco.

El penúltimo tipo de vino a analizar son los vinos dulces. Su dulzor tiene como origen una mayor concentración de azúcares naturales procedentes de la uva, concretamente ha de ser superior a 45 g/l. Estos se obtienen a partir de algunas variedades de uva como la Moscato, la Chenin Blanc o la Riesling. También se puede obtener a partir de lo que se conocen como uvas Late Harvest o de cosecha tardía. Estos vinos son perfectos para tomar como acompañamiento de carnes curadas, frutos secos, frutas y frutos rojos así como distintas variedades de cereales y especias exóticas aromáticas.

Por último hablaremos de los vinos de postre. Estos contienen, en general, un alto contenido de azúcar (entre 50 y 400g/l) y alta graduación alcohólica. Estos vinos, como el Porto o el Moscatel son perfectos para tomar con quesos picantes, especias como la canela, la vainilla, la nuez moscada, la lavanda o el cardamomo. Además combinan perfectamente con el chocolate y el café.

La gran cantidad de opciones en el mercado hace muy sencilla la tarea de maridar nuestras cenas o comidas, haciendo de ellas un evento inolvidable. Como protectores del vino, uno de los objetivos de nuestros tapones de corcho es mantener intactas estas cualidades y características organolépticas. Las características orgánicas del corcho lo hacen perfecto para mantener el caracter único de cada vino, permitiéndole respirar y evolucionar.

La empresa navarra Ebrocork patrocina el segundo “bootcamp” virtual para alumnos españoles del Institute of Masters of WinePrecisamente por nuestro compromiso y pasión por el mundo del vino el pasado año patrocinamos el segundo “bootcamp” virtual del Institute of Masters of Wine, en el que bajo la dirección y coordinación del Master of Wine Jonas Tofterup, se realizaron tres catas guiadas muy especiales. En ebrocork nos gusta estar involucrados con nuestros clientes y partners y seguir creciendo y aprendiendo. Es parte de nuestra filosofía de empresa.